Lost In Translation

Hace una semana, en clase de Francés, acabamos hablando de la palabra karaoke: por algún motivo hubo que pronunciarla à la française, y acabamos discutiendo qué origen tendría (japonés, ¿no?).

El caso es que al acabar la clase, vinimos hablando una compañera y yo acerca del tema: ella me decía que sí, que debía ser oriental, y que en una película muy famosa tenía bastante relevancia. Me empieza a decir:

"que sí, que sí, sale Bill Murray, Scarlett Johanson, y la dirige Sofia Coppola, pero no me sale el título".

Yo, en mi Santa Ignorancia - algún día hablaré de mis episodios con la línea 12 del transporte urbano en Coruña -, no tenía ni idea. Tras intentar caer de la burra, le acabé diciendo:

"buf, es que si con todos estos datos no soy capaz de darme cuenta, fijo que ni aunque me digas el título la conozco"

Así que ahí quedó el tema. Lo primero que hice según llegué a casa fue buscarlo en internet, encontrando el resultado que dá título a esta entrada. Y ella, según se metió en el coche, también se dio cuenta del título.

El caso es el lunes volvimos a hablar del tema, estando ya Javier presente. Y como amante del cine que es, ayer me trajo el dvd.

Vi la película de noche, antes de acostarme, y sólo, como me había dicho Mon (uno de mis compañeros de piso) que se disfruta más. Todos tenían razón: es una peliculaza. En mi opinión, es una historia triste, aunque estoy convencido de que las películas adquieren muchas veces el estado de ánimo de la persona que las ve (Que no es que esté triste, eh!!!, simplemente ayer estaba apagado).

Y eso, si queda alguien que no la hubiera visto todavía, que se vaya poniendo a ello: merece la pena :)

social