Respuestas a los lectores: Capítulo 1

Si os fijasteis alguna vez, en la parte inferior de mi blog hay un contador de visitas. Quizás las cifras parezcan algo exageradas, pero os prometo que no soy yo (tengo puesta tanto una cookie para identificarme como webmaster, como bloqueadas las ips desde las que me conecto). Entonces, ¿de dónde salen esas casi 7000 visitas en 10 meses? Básicamente tengo unas 6 visitas diarias de cuota fija, de returning visitors, siendo las otras 20 visitas diarias gente que se pierde por google.
Claro: decir que se pierden, y no poner nada más quedaría muy soso, y ahí entra la utilidad de las herramientas de StatCounter. Donde mejor me lo paso es con Recent Keyword Activity, que me permite ver qué términos de búsqueda traen a la gente a mi blog. El ganador de hoy, y al que le dedicaré lo que queda de entrada, es el siguiente:

algo sencillo pasos para vender mi alma al diablo

Tal y como lo piden, parece imposible negarse a dar un pseudocódigo que pueda conseguir que uno venda, con éxito, su alma al diablo.

  • Lo primero, una serie de comprobaciones rutinarias: debe existir el alma, y no debe estar vendida todavía.
  • Si superamos estas comprobaciones habrá que ponerse en contacto con el diablo, y nos surge la primera decisión importante: ¿TCP o UDP? Con TCP nos aseguramos que le lleguen nuestros mensajes, pero UDP nos permitiría una mayor velocidad en la comunicación, al no saturar la conexión con el control de errores y demás. Yo sugiero que empleemos UDP, y en caso de tener problemas de pérdida de mensajes, adaptar el algoritmo y emplear TCP.
  • Una vez seleccionado el protocolo, tendremos que conectarnos con el diablo. Un alias conocido para realizar esta conexión , y que ya se encarga el compilador de traducir convenientemente, es <satan@hell:666\> ( Satan at Hell ). A continuación, se establece la comunicación ( su especificación viene muy bien detallada en el RFC 666) Recuerdo que es necesario cubrir una serie de campos obligatorios: qué se pide a cambio del alma y cuándo se entregará ésta. El diablo debería contestar confirmando esas peticiones, y, en un campo de tamaño variable, con su propia letra pequeña. Llegado a este punto de la conexión, un ACK será suficiente para dar por finalizado el acuerdo.</666>
  • Una vez establecido el acuerdo por el alma, debemos marcar esta como vendida ( con un simple flag será suficiente), y comenzar a disfrutar de las nuevas oportunidades que nos han sido dadas.

NOTA: una vez entregada el alma (cuando se hace efectiva la parte del diablo), es necesario dejar el puntero dirigido a NULL, para que cualquier otro subprograma que haga uso de ella no acceda a direcciones entonces prohibidas.

Queda como ejercicio para el lector adaptar este pseudocódigo de modo que se pueda vender el alma a cualquier otro ente, o no necesariamente el alma, sino quizás algún otro órgano. Para ello, simplemente es necesario modificar la parte dependiente del protocolo de venta con el diablo (RFC 666), que, si hemos sido cuidadosos, habremos diseñado en un pequeño módulo aparte.

Por cierto, este software no ha sido probado, y se distribuye AS IS, no haciéndose responsable el menda de los efectos no deseados que pudiera tener su uso.

social